Naranja #4


Consejo de Seguridad

Recordar usuario y contraseña (sólo en nuestra cabeza)

Al navegar por Internet, el navegador nos permite la opción de guardar la información que ingresamos en los formularios, de manera que no tengamos que volver a tipearla en caso de visitar nuevamente el mismo sitio.

Cuando la información que completamos es un usuario y una contraseña, el browser nos preguntará si queremos que el sistema recuerde los datos para la próxima vez que ingresemos. Si optamos por hacerlo, cuando tengamos que iniciar nuevamente sesión en el sitio, los datos ya estarán cargados en el formulario o incluso ingresaremos a nuestra sesión directamente sin validación previa.

Esta función es, para muchos usuarios realmente cómoda pero, por motivos de seguridad, es recomendable no elegirla. De esta forma, el único lugar donde queda almacenada dicha información es en nuestra cabeza, que es el lugar más seguro donde puede estar (al menos por ahora). En caso contrario, el sistema guardará la información con otras configuraciones de Windows.

¿Por qué es peligroso guardar la contraseña? Principalmente por dos razones.

En primer lugar, si nuestra computadora no es usada en exclusividad por nosotros, cualquier usuario que ingrese al sistema en otro momento podrá acceder a nuestras cuentas y sesiones en los diferentes sitios web y realizar cualquier acción en nombre nuestro. Esto es muy común en los hogares en donde toda la familia usa la misma computadora. ¿queremos que nuestros hijos lean nuestros correos o ingresen a los sitios a los que nosotros ingresamos?
Por otro lado, teniendo en cuenta que la información que pidamos al sistema que recuerde, será almacenada en algún lugar de nuestra PC, cualquier persona (o programa dañino) podrá buscar en los datos guardados en busca de nuestros usuarios y contraseñas.

¿Qué debo hacer como usuario? Como se ha mencionado, debo elegir la opción de no recordar las contraseñas (sea cual sea el navegador que utilice). Muchas veces tendremos incluso la opción de indicarle al sistema que no vuelva a ofrecerme la posibilidad de recordar la contraseña en esa página.

Si la funcionalidad ya está instalada y se desean borrar las contraseñas guardadas hasta el momento, dirigirse (en el Internet Explorer) al menú Herramientas – Opciones de Internet – Contenido – Autocompletar – Borrar contraseñas.
Para desactivar la posibilidad de guardar las contraseñas, en el mismo menú, destildar la casilla ‘Preguntar si se guardan las contraseñas’.

Para otros navegadores el procedimiento es similar.

Como muchas medidas de seguridad, este es un caso en donde se pierde comodidad para utilizar los recursos de Internet; es decir, siempre es más cómodo no aplicar ninguna medida de seguridad. Hoy en día, la cantidad de aplicaciones que ofrece Internet hace que las contraseñas den acceso a datos súmamente sensibles como por ejemplo una cuenta bancaria; datos que no serán utilizados para ninguna acción bondadosa en caso de ser conocidos por alguna persona o programa malicioso. Es por ello que, en el manejo de datos sensibles, es importante, como antes se mencionó, mantenerlas sólo en nuestra cabeza y no comentarlas, anotarlas, ni compartirlas con nadie.

Si desea conocer como generar y administrar correctamente una contraseña puede consultar "Porqué caen nuestras passwords".

Modo Paranoico

Cada vez que utilices una PC de acceso público (como por ejemplo en un cyber o en una biblioteca), antes de retirarte, borra todos los datos que hayas almacenado localmente como historial, cookies, archivos temporales, etc. Aquí puedes consultar como hacerlo.

Prueba la fortaleza de tu clave

Ingresa tu contraseña secreta para verificar su fortaleza. Recuerda no entregar jamás tus claves.

Contraseña:

Fortaleza:

    Sin probar    

Verificar la Fortaleza de sus Contraseñas con Segu-Info



Gracias Sebastian Bortnik